ASOCIACION PROVINCIAL DE TURISMO Y MEDIO AMBIENTE DE LA CONVENCION
 
  Home
  CONTACTAME
  Libro de visitantes
  CV NEHEMIAS
Home
UBICACIÓN: Quillabamba, Distrito de Santa Ana, Capital de la Provincia de La Convención, Cusco FUNDACIÓN: Asignada a los Misioneros Dominicos de forma definitiva en 1921. POBLACIÓN: 25.000 habitantes ÁREA GEOGRÁFICA: Bajo Vilcanota NÚCLEOS POBLADOS CERCANOS: Vilcabamba, Santa Teresa, Huayopata, Maranura, Santa María, Echarate GRUPOS ÉTNICOS: Colonos andinos y quechua Vilcabambino ACCESO: Carretera Cusco-Málaga-Quillabamba ORGANISMOS: Parroquia "La Inmaculada", Casa de Formación "Santa Ana", Radio Quillabamba, Cáritas Puerto Maldonado, Comunidades Cristianas Campesinas RESEÑA HISTÓRICA RELIGIOSO DE LA PROVINCIA DE LA CONVENCION La historia de La Provincia de La Convención y la presencia en ella de la Iglesia Católica tiene sus orígenes en los mismos inicios de la Colonia, cuando Vilcabamba es tomada y se crean diversas haciendas en la zona. El origen de la actual Quillabamba reside en la hacienda "Santa Ana", de la cual ya existen datos fechados en el siglo XVIII. Ahí construyeron primero los Jesuitas una pequeña iglesia que luego quedó desmantelada y en 1883 construyó la actual Iglesia el propietario de la hacienda, Sr. Nicanor Larrea. También por estos años, el Sr. Martín Pío Concha dona sus terrenos y se conforma así el primer pueblo libre de Quillabamba. Santa Ana tuvo Párrocos propios desde 1622, pero no adquirió categoría de Parroquia hasta que fuera asumida por los Misioneros Dominicos. Cuando el P. Zubieta entra en el Alto Urubamba, Santa Ana no era lugar de paso y todos los viajes de los misioneros se realizan por Calca en dirección a Chirumbia. Pero ante las necesidades económicas de los misioneros, el P. Zubieta se reúne con el Obispo de Cusco y logra que éste le conceda las tres Parroquias colindantes: Santa Ana, Vilcabamba y Lares. Durante los primeros años del siglo XX, Santa Ana era ya atendida por dominicos peruanos y el primer misionero dominico que asume esta parroquia será el P. Elicerio Martínez (1907-1909), a donde regresa en 1921 y a partir de entonces Quillabamba será atendida de forma ininterrumpida por los misioneros dominicos: Guillermo del Campo, José Sarasola y Miguel García de Dios serán los iniciadores de una nueva evangelización que se extiende por todo el valle del Vilcanota, y que contará también con el impulso de grandes misioneros, como el P. Félix García en la zona de Vilcabamba-Incahuasi. En 1921 será cuando se consolide esta presencia misionera en Quillabamba y se pongan las bases de la actual ciudad. Este año, las Misioneras Dominicas llegan a este pequeño poblado y en 1922 se inicia el primer año escolar oficial de la primera escuela de Quillabamba. Quillabamba es una ciudad que prospera con rapidez pero, como siempre ocurre, hay hechos y personajes que destacan. En el mes de Setiembre de 1932, se inicia en la zona del Alto Urubamba una epidemia de malaria que rápidamente se extiende por los distritos de Echarate, Occobamba y parte de Santa Ana. La mortalidad llega a límites insospechados, aunque apenas hay fallecidos en los lugares donde s urge, Chirumbia y Koribeni, donde la acción de los misioneros es decisiva. Pero esto era insuficiente para atender otras áreas y ante la impasividad de los hacendados y la falta de respuesta del Estado, un personaje asume la lucha contra la malaria como un reto casi personal: Mons. Sabas Sarasola, constructor del moderno Quillabamba. Será él quien realice todas las gestiones para la creación de hospitales, primero improvisados, y después se logra un nuevo y definitivo Hospital, en 1938. Después de la epidemia, Quillabamba se fue convirtiendo poco a poco en el centro de referencia para todo el Alto Urubamba, y así lo vieron los misioneros quienes liderados por Mons. Sarasola deciden impulsar su presencia en ella con una nueva iniciativa: La Granja de Misiones, inaugurada ya en 1935 y en la cual se implementó una educación completa para jóvenes de comunidades nativas. Una de sus obras más reconocidas será la creación del Museo de la Granja, impulsado por Cristián Bües. Muchos serían los hechos a destacar en la construcción de la actual Quillabamba y sus valles, pero en lo referente al aporte de los Misioneros/as Dominicos, además de los mencionados cabe reseñar la apertura de nuevas Parroquias en las capitales distritales de la Provincia, la adquisición de "Radio Quillabamba" en 1966, la organización de las Comunidades Cristianas Campesinas, la construcción de la Casa Pastoral "Santa Ana", el servicio de Biblioteca-librería, la creación del Monasterio de Clausura "Ntra.Sra. del Rosario", la creación de la sede principal de Cáritas Puerto Maldonado y un sin fin de momentos puntuales gozosos unos y difíciles otros, quizás de mayor trascendencia aún, que no podemos relatar en este resumen pero en el que siempre estuvieron presentes los Misioneros Dominicos y de ello son fieles testigos quienes allí viven en la actualidad. El habitante de Quillabamba conoce su historia y reconoce la labor de los misioneros, histórica y actual. La provincia de La Convención por su privilegiada ubicación geográfica, posee riquezas naturales, por la variedad de su flora y biodiversidad de fauna silvestre; que además de su legado histórico le otorgan inmejorables condiciones para el desarrollo de la actividad turística, como son el turismo natural, ecológico, cultural, arqueológico, ecoturismo de aventura, como la pesca, canotaje, camarotaje, esotérico. Esta compuesta por 10 distritos, cada uno de ellos con variedad de clima y grandes atractivos turísticosen esta bellla tierra ciudad del eterno verano jardin del cielo RESEÑA HISTÓRICA POLITICO DE LA CONVENCIÓN – QUILLABAMBA La provincia de La Convención en el departamento de Cusco, fue creada por ley el 25 de julio de 1857, en conmemoración a La Convención nacional de Huancayo, llevada acabo en esa ciudad en el año de 1855, tomando como punto principal la Villa de Santa Ana que en los albores d. La mencionada norma legal determino la jurisdicción de de su territorio e la creación de la Provincia de La Convención. En el distrito de Santa Ana, los benefactores propietarios de haciendas en aquel entonces Don Nicanor Larrea y Don Martín Pió Concha, un 20 de Junio de 1881, determinaron la donación de terrenos para la formación de la actual ciudad de Quillabamba. Tal hecho, dio origen a la promulgación de la ley Nº 2890 del 29 de de Noviembre de 1918 elevando al pueblo de Quillabamba a la categoría de Villa, declarándola Capital de la Provincia de La Convención ciudad del eterno verano . El propósito se patentizo con las rubricas de los legisladores: Don Aurelio Arnao, Segundo Vicepresidente del Senado, Don Juan Pardo, Don Miguel D. Gonzáles, y la del Diputado Secretario Santiago D. Parodi, refrendada con la firma del Presidente de la República Don Mariano Ignacio Prado. HISTORIAS Y TRADICIONES DE LA CONVENCIÓN Es una historia de un pueblo rebelde que lucha constantemente por la defensa de sus derechos naturales que le asiste desde 1533, aunque existen fuentes históricas que señalan que la presencia de grupos humanos se remonta al siglo XVI, con la presencia de una cultura pre-colombina en la zona de Vilcabamba e incluso en el actual Quillabamba donde se ha encontrado restos de cerámica y otras muestras de culturas Pre-Incas. En 1650, se habían establecido los corregimientos desde entonces esta provincia muestra un avance de la colonización con fines de explotación de los recursos naturales, así como la presencia de ordenes religiosas de Jesuitas, Dominícos y Agustinos, que posteriormente en 1767 fueron expulsados los Jesuitas por Ordenes de la Corona Española, en 1899 ingresan a la zona los Franciscanos. El 25 de Julio de 1857 se promulga la Ley por la Convención Nacional creando la Provincia de La Convención, hasta 1880 la provincia permanence sin centro poblado, en 1881 por escritura de sesión y donación Don Martín Pío Concha cede la tercera parte de su hacienda denominada Quillabamba para que se levante el centro poblado. En 1909, se promulga la Ley 1220 sobre tierras de montaña, se propicia la concentración de la población rural y por otra parte se inicia el control de la zona del Alto Urubamba, muchos pioneros realizan denuncios acogiéndose a una de las 4 formas que señala la ley: compra, denuncio, adjudicación gratuita y concesión. En el año 1930, la provincia sufre uno de los mayores desastres, brota la malaria produciéndose el 85% de despoblamiento, debilitándose el proceso de desarrollo la que duró una década, a partir de entonces surge la imperiosa necesidad de mano de obra, por lo que los hacendados adoptan por ofrecer parcelas de tierras por mano de obra o sea arrendamiento, por lo que el arrendatario debía pagar la renta en trabajo a lo que llegó a denominar “La Colonización” que eran los días que debía ir a trabajar los terrenos de la hacienda, así como un número de días a la cosecha de productos, los días de conducción varían de acuerdo a la extensión del terreno que recibía. En 1960 en la provincia se calcula la extensión de 60,000 arrendares los que provocaron enfrentamientos entre clases antagónicas hacendado-campesino surgiendo el sindicalismo convenciano para defender a los campesinos del lugar. En 1963 aparecen 40 sindicatos campesinos con 5,500 miembros incrementándose rápidamente a 122 sindicatos afiliados, los cuales a través de ello plantean algunas reivindicaciones mediante el movimiento sindical Convenciano como: • Abolición de las condiciones infrahumanas de vida en el campo. • Sustitución del pago con trabajo del arrendamiento de la parcela por pago en dinero. • Derecho a sembrar el 10% de las tierras en cultivos alimenticios • Derecho a comprar tierras por los arrendires y allegados, prohibición de la obligación de vender las cosecha en las hacienda y de comprar en estas mercancías. • Concesión de tierras a nuevos arrendires por un mínimo de seis años en parcelas de pan llevar y por 10 años si se cultivan productos industriales. En 1962, en Chaupimayo se entrevistan Hugo Blanco y Luis de la Puente Uceda en la que plantearon 2 alternativas: Sindicatos o Guerrillas, de lo cual Blanco estuvo por la primera. El 24 de Abril se promulga la Ley 006 en la que abolía las condiciones y las distintas formas de explotación, a la dación de esta ley el campesinado se mostraba conforme. El 30 de Mayo de 1993 Hugo Blanco es capturado y retirado de la zona, el movimiento sindical convenciano se extingue hacia la zona sur, luego se promulga la Ley de Reforma Agraria y Ley 14444 declarándose zona inical de la reforma agraria a los valles de La Convención y Lares con el fin de sofocar y neutralizar el movimiento campesino. En Julio de 1993 se aplica por primera vez la reforma agraria en la Hacienda Potrero que tenía una extensión de 1545 hectáreas recibiendo 400 campesinos. El 24 de Junio de 1969 el gobierno de Velasco Alvarado da el D.L. 17716 buscando consolidar las reformas que había propuesto a nivel nacional, los campesinos convencianos a través de sus organizaciones sindicales no sólo logran cambios en las relaciones hacendado-arrendire, sino que por la presión sindical consiguen expulsar a los hacendados y modificar las relaciones feudales de explotación. A fines de 1994, se da la Ley de Cooperativas Nº 15260; cuyo objetivo fue ilusionar al campesinado, neutralizar el movimiento insurgente conseguir ingresos para el estado y consolidar la empresa privada. La provincia cuenta con dos Centrales Cooperativas, la Central de Cooperativas “Te Huyro” Ltda. Nº33 ubicada en el distrito de Huayopata constituida por 3 Cooperativas y la Central de Cooperativas Agrarias “COCLA Ltda. Nº 81” constituida pro 07 cooperativas y 2,500 campesinos actualmente ha logrado centralizar y 26 Cooperativas pero que cada año van creando mas para el progreso. En la actualidad la capital Quillabamba es la ciudad más importante de la provincia por ser el punto de acopio de los principales productos una muestra de esta dinámica es la existencia de centros comerciales, bancos comerciales, cajas de ahorro, encontramos más de un centenar de comerciantes dedicados a la compra y venta de productos agrícolas. A partir de la aplicación de la Ley de Reforma Agraria se observa los cambios en la estructura agraria, la recomposición de las clases sociales, en mayor diferencia en los estratos sociales campesinos y en los cambios ideológicos de las distintas clases sociales pero con mas tendencia izquierdista social. DATOS GEOGRÁFICOS Los estudios geográficos sitúan a la provincia de La Convención a 10º-45´ de latitud Sur entre 72º y 74º de longitud Oeste en relación al Meridiano de Greenwich. Debidoa la influyente gravitación de la Cordillera Oriental de Los Andes tienen un clima variado engeneral, por sus diferentes pisos ecológicos que va desde caluroso y húmedo en la selva bajo el Pongo de Maynique, hasta fríos intensos y secos en las alturas de Santa Teresa y Vilcabamba. Durante el verano la provincia tiene la articularidad de ser lluviosa y a la ves caluroso y muy intenso,sofocante. Dentro de la división administrativa, la Provincia de La Convención cuenta con diez distritos: Santa Ana, Echarati, Huayopata, Occobamba, Vilcabamba, Maranura, Santa Teresa, Quellouno, Quimbiri y el recién distrito de Pichari. EL PROCESO DE COLONIZACIÓN Para muchos autores, el paso del Sistema Colonial Español a la República, no ocasiona cambios importantes en la Amazonía, por el contrario, se le siguió considerando como una zona de extracción de los recursos naturales y de esclavitud para la población indígena. Un aspecto que tuvo mucha repercusión en la zona, es el auge de la explotacion del Caucho, desarrollado entre 1880-1920. Este periodo, es considerado como la época de la explotación de los nativos en los aspectos, social, económico y cultural, en muchos lugares del Bajo Urubamba la población nativa fue diezmada, lo que “revistió caracteres dramáticos en toda esta zona de la selva peruana magica y mistica”. Una de las características de la época, fue la utilización de campamentos “multiétnicos” para la explotación de los recursos, la gente que requerían para el trabajo, era “recolectada” mediante el sistema de las “correrías”. Este hecho consistía en incursiones violentas a un poblado indígena, promovido y realizado por los caucheros o hacendados en alianza con un curaca de una etnia o clan enemigo, con el fin de robar niños, jóvenes y mujeres, quienes posteriormente eran “vendidos” y/o utilizados en el trabajo de la explotación de los recursos. Una de las etnias que sufrió más con estas incursiones, fue la Machiguenga, porque muchos lugares del Bajo Urubamba y del Río Apurímac donde vivían estos, fueron devastados íntegramente. Varios grupos de nativos para huir de los explotadores de caucho, abandonaron el valle principal y se refugiaron en las colinas de los valles laterales. Este sistema de explotación imperó hasta las primeras décadas del presente siglo y es a partir de esta época, en que Asia empiezan a producir Caucho, lo que ocasionó la caída de esta actividad en el Bajo Urubamba y toda la Amazonía. Posteriormente, se dieron otros pequeños “Boom”, como del Barbasco, con una influencia muy limitada en la economía regional se recuperó, debido al incremento de la demanda del caucho. Finalizada la II Guerra Mundial, la demanda del caucho volvió a caer, lo que generó en la población mestiza una crisis económica. Poblaciones prósperas, como las que existían en la Boca del Río Sepahua con el Urubamba, habían desaparecido y algunos caucheros para salir de la crisis, se enfeudaron en pequeñas haciendas que se dedicaban a la explotación de madera y al comercio. La mano de obra del nativo, continuó siendo obtenida por medio del “enganche” y “correrías”. ATRACTIVOS TURÍSTICOS La provincia de La Convención, por su situación geográfica, por la altitud con respecto al nivel del mar y por su extensión territorial tiene características excepcionales para el turismo de descanso, para el de recorrido histórico así también como para el de aventura. Su con temperaturas entre 18ºC a 25ºC y 36ºC a 38ºC y su paisaje maravilloso son excelentes factores para el turismo en general. El legado histórica dejado por la cultura Inka en el ultimo reducto del Inkario, en el distrito de Vilcabamba, son un atractivo importante para quienes les gusta de este tipo de actividad. Otra de las atracciones del turismo ecológico, debido a que la provincia cuentas con una variada y exuberante vegetación de belleza. En cuanto al turismo de aventura, las condiciones geográficas caracterizadas por las montañas, ríos y llanuras ofrecen a la práctica de esta actividad grandes opciones. Para el turismo cultural, el visitante tiene la oportunidad de apreciar la belleza de las ruinas del imperio incaico, y en su recorrido por la selva baja, en las comunidades nativas, los usos y costumbres de su folklore y artesanía. CIUDAD DE QUILLABAMBA Capital de la provincia de La Convención, conocida como la ciudad del eterno verano es un lugar de clima agradable calido y húmedo; su gente es hospitalaria, alegre y encantadora. La acogedora ciudad esta rodeado por los ríos Chuyapi y Vilcanota, y por verdosos e imponentes cerros, observándose hasta el Sur el nevado de del Salkantay. Quillabamba tiene una fluida actividad comercial y cuenta con las comodidades necesarias para una agradable estadía. Sus calles y plazas colmadas de verdor guardan innumerables recuerdos e historia, y siempre serán fuente de inspiración y atracción para el visitante. En el mes de junio sus fiestas son muy alegres y entusiastas invitando al visitante a un obligado retorno. Destacan entre sus fiestas el festival de Sambaray, La Serenata a la provincia, el Reinado del café, las danzas y demás actividades. EL BALNEARIO SAMBRAY A pocos minutos de la ciudad de Quillabamba, en el encuentro del rió Vilcanota y del rió del mismo nombre se encuentra en el Balneario de Sambray, uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad. El bello paisaje natural, el agradable clima de temperaturas calidas en diferentes épocas del año son las delicias de pasar horas y dias de placentero descanso Sambray cuenta con ambientes para la practica de3l deporte con servicios de restaurants que hacen posible la prolongada permanencia del visitante SIETE TINAJAS Las Siete Tinajas se encuentra ubicado en el distrito de Echarati, a 25 km. de la ciudad de Quillabamba, su clima es un tanto calido, rodeado de una vegetación ardua. Este Recurso paisajístico, constituido por una caída de agua natural que a través del tiempo labró la roca madre, formando posas naturales asemejando tinajas. Recurso hídrico paisajístico, constituido por una caída de agua natural que a través del tiempo labró la roca madre, formando posas naturales asemejando tinajas. Está ubicado en el Departamento del Cusco, Provincia de La Convención, Distrito de Echarati, a una altitud de 900 m.s.n.m., con una temperatura promedio de 28ºC. Se promoverá el andinismo en el Cerro Urusaywsa, parapente o alas delta, y otras actividades de turismo de aventura como river rafting en el Río Vilcanota, etc. Se cuenta con articulación terrestre por la carretera afirmada 13 km. de Quillabamba en Echarati. La energía eléctrica está en proyecto, pero se dispone de agua, servicios de salud y seguridad policial. El mercado potencial es regional, nacional e internacional. LA CATARATA DE YANAY Es una de las atracciones en el distrito de Maranura aproximadamente a treinta minutos de la ciudad de Quillabamba. En la senda hacia este imponente rocoso se atraviesan plantaciones de cultivos de café la catarata tiene una caída de agua de aproximadamente setenta metros de altura, que por la fuerza produce fuertes estruendos. EL CAÑON DE MESA PELADA La caprichosa geografía de nuestra provincia nos ofrece sorprendentes atractivos naturales, inclusive muy pocos conocidos por los propios habitantes de nuestra zona; uno de ellos es el Cañón de Mesa Pelada en la localidad de Torontoy, Valle de Huayanay. Toda esa localidad casi situada en selva virgen. OPINION La Convención es la grandeza olvidada, el banco de oro turístico en que la mendicidad nacional sigue sentada. Cataratas fabulosas, valles ubérrimos, plantaciones de té, café, coca y frutales, fauna y flora fascinantes, nativos machiguengas con toda su profundidad folclórica, mujeres hermosas y sin cirugías, fortalezas históricas que resistieron como Vilcabamba al arcabuz español ,destructor y abusivo de indigenas. En fin, sol, trópico, naturaleza y todo para que el visitante sea, sensorialmente, feliz. Eso es Quillabamba, aquel Antisuyo que, ingenuamente, soslayamos a un lado. Tan vasta riqueza continúa, literalmente, botada. Tanto café que incluso se bebe en licores. Tanto arco iris en los plumajes de guacamayos o gallitos de las rocas. Tanta madera. Tan grande cultura sigue desperdiciada y que nadie se de cuenta. El Perú aún no se cura mientras en La Convención la salud natural se derrocha. La uña de gato es baratísima. Las granadillas y papayas gigantes se regalan. Las paltas deliciosas hasta se pudren. Los chanchos silvestres comen frutos y dan chicharrones más que sabrosos. Los jardines enloquecerían a los botánicos del mundo. Y Quillabamba sigue postrada. Increíble pero es muy cierto en nuestros tiempos. De las nieves a la jungla. Para llegar a Quillabamba se abordan los buses Camisea, Ampay o Alto Urubamba desde la Ciudad Imperial del cusco ombligo del mundo. El tren Cusco-Quillabamba dejó de funcionar inexplicablemente, por eso hay que tomar la ruta terrestre más larga: salir de Cusco hasta Ollantaytambo y después subir hasta las alturas del abra de Málaga y un prodigio para disfrutar en mistico. Luego se baja hasta el valle convencionario, ubicado a mil metros sobre el nivel del mar. Así, en ocho horas, se cambia diametralmente de paisajehermosos. Esa es la primera sensación que nos da Quillabamba. El calorcillo y el aire puro nos devuelven la vida. Atrás quedaron los soroches y las asfixias, las manos heladas. El sol de este lugar y el frescor de su río Vilcanota nos solazan y relajan. Un jugo de toronja dulce o de piña nos limpia por dentro. El verdor exuberante y las coloridas cucardas y buganvillas nos invitan al paraíso que Dios mismo en su momento quiso. Hasta que llegamos al balneario Sambaray, a dos minutos del centro de la ciudad. Ahí, el Vilcanota es grato a los ojos. Bruno, un tigrillo, ronronea felina y tiernamente. El plato típico de la región se llama chaque de plátano, poderosa sopa de carne sancochada. Las curvas femeninas empiezan a seducir. La naturaleza de la ceja de selva, ésa que parece marginada de la literatura peruana, nos ofrenda sonidos, rumores, esencias. Un deleite. En Quillabamba funciona la casa machiguenga. Esos compatriotas nativos beben ayahuasca para saber todas las cosas y creen en dioses que pueden vivir en el fondo de los ríos o en los crepúsculos naranjas. Ellos tienen una sabiduría anterior a los incas. Manejan el lenguaje de las serpientes y los jaguares, que luego los incas veneraron y bautizaron “amaru” y “puma” dioses magnificos de la selva. Pero, a excepción de la novela El Hablador de Mario Vargas Llosa, publicada en 1991, la cultura machiguenga vive a espaldas del Perú. Como los harakmbut de Madre de Dios, como los aguarunas o jíbaros de Amazonas, siempre lejanos e incomprendidos. QUILLABAMBA CAPITAL DE LA PROVINCIA DE LA CONVENCION Capital de la provincia de La Convención, denominada “Ciudad del Eterno Verano jardin del cielo” por su clima semi-tropical en todas la estaciones del año, temperatura promedio 25º, altitud 1,050 m.s.n.m con un poco de variaciones en las estaciones. Se llega por la vía carrozable Cusco-Urubamba-Puerto Málaga-Quillabamba, 226 km., siendo esta vía la más recomendable, en su mayor parte carretera asfaltada. Costo S/.35 por persona en auto y en bus un promedio de 15 nuevos soles. Por la vía Cusco – Calca – Quellouno - Quillabamba: 328 km por hora directo. Por la vía férrea: Cusco-Machupicchu-Hidroeléctrica: De este punto tomar los buses pequeños hasta Quillabamba, tiempo 3 horas aproximadamente. Costo S/.20 Quillabamba ciudad tranquila y acogedora, encontrará discotecas, bares, restaurantes, piscinas, lozas deportivaspara la diversión de toda clase de personas visitantes. El Parque Infantil más grande de la región El Parque del Campesino ubicado en la parte baja de la ciudad un lugar para meditacion y relax. -Hacienda Potrero -Templo de Santa Ana -Mirador de Chichima. -Canotaje y camarotaje en río Vilcanota y Urubamba -Balneario de Sambaray, a 5 minutos, allí encontrará campos deportivos, piscinas con toboganes, restaurantes, lugar de sano esparcimiento a orillas del río Vilcanota y Sambaray. MARANURA: a 30 minutos -Cataratas de Yanay en Mandor, aguas naturales y medicinales. -Santuario de Chinche y la ex hacienda de la época colonial. VILCABAMBA: Conocida como el distrito Arqueológico de La Convención, a 3 horas, ruta afirmada y muy bien conservada, encontrará vestigios arqueológicos como: -Vitcos o Rosaspata: Ultima capital del imperio inca, bastión de Manco Inca, construido por Pachacutec. -Yurac Rumi: También conocida como Ñusta Hispana, imponente roca tallada. -Vilcabamba La Vieja o Espíritu Pampa: Enigmática ciudadela inca, edificada por el gran Pachacutec, fue el último refugio de Manco Inca. -Templo de Lucma: Edificación religiosa que data del año 1,578, construida por religiosos españoles sobre muros incas, en su alrededores se encuentran vestigios arqueológicos. SANTA TERESA: Distancia. 2.30 horas de viaje, vía Cochapampa, principal fuente de turismo y de aventura: -Choquequirao: Imponentes restos arqueológicos, camino inca. -Cocalmayo: Aguas termales y medicinales, concurrido por muchos turistas. ECHARATI: Turismo ecológico y de aventura, místico, pintorescos valles, y muchos atractivos turísticos: -Siete Tinajas: a 45 minutos por carretera, belleza natural monolítica, cascada de agua. -Parque Infantil Piquicha: Distracción y diversión para los niños, piscina, zoológico. -Cañón de Mesapelada en Torontoypata: Orquídeas en diferentes variedades, plantas medicinales. -Montaña de Urusayhua: recomendado para escalamiento, símbolo de fuerza y misticismo. -Pongo de Mainique: majestuoso y hermoso lugar natural, albergado por misteriosos bosques y montañas de la selva alta y baja, caídas naturales de agua. Allí descubrirá el Santuario de Megantony, lugar sagrado y mágico para las etnias Machiguengas, las comunidades nativas. -Centro Machiguenga de Estúdios Tropicales en Sabeti. HUAYOPATA: Vestigios incas en Huamanmarca, Incatambo. Conocido por su producción del famoso Te Huyro. QUELLOUNO: Ruinas de Mosoqllacta y el Abra de Chirumbia. Quillabamba, capital de la provincia cusqueña de La Convención, hoy está de aniversario. Con sus tesoros naturales aún ignorados por el mundo, esta ciudad sufre la curiosa marginación de ser selva tropical y no piedra inca. Aunque territorialmente es la provincia más grande del departamento y posee además el gas de Camisea y el café más fino del planeta, los turistas creen que el Cusco se reduce a Machu Picchu, con sus habituales alpacas, altura y soroche. Craso error PRODUCCIÓN La provincia cuenta con excelentes tierras que la ubican dentro de las zonas más altamente productivas en el país; entre sus principales productos esta el café cuya calidad es reconocida en los mercados internacionales por su delicado aroma e incomparable sabor. La Convención en cuanto a producción esta situada en lugar expectante dentro del territorio nacional debido a ello viene a constituir el principal eje económico de nuestra región con producto netos de la selva con especies endemicas. Otros productos tradicionales en orden de productividad y aporte económico son: el cacao, el achiote, el maní, el te y la coca, el producto cuyo uso tradicional, viene siendo de controversia entre el campesinado defensor de la sagrada hoja y los organismos del gobierno que incursionan en la zona a atreves de programas alternativos de desarrollo que pretende erradicar su cultivo y que hasta el momento no tiene fruto. En la provincia de La Convención se producen exquisitas y variadas frutas; y a pesar de estar situada en la cabecera de la selva, también se produce la papa, maíz, habas, cebada y trigo, entre otros, debido a que tiene grandes extensiones de serranía, como en el distrito de Vilcabamba, lo cual la hace a la vez productora de ganado vacuno. CULTIVOS IMPORTANTES Cultivo Area (Ha) Café 40,047.00 Cacao 14,472.00 Coca 5,669.00 Achiote 5,701.00 Frutales 3,642.00 Te 2,000.00 ACCESOS Las vías de comunicación son el aspecto mas clamoroso del que adolece la Provincia de La Convención y mas aun desde el año de 1998 a raíz del fenómeno climático del Niño que produjo grandes desprendimiento de hielo del macizo del nevado del Salkantay lo cual ocasiono el embalsamiento y distrito Santa Teresa que arraso con la red vial de el ferrocarril de la parte baja de la selva peruana como alternativa. Las dos únicas vías de acceso a la Provincia son por carretera, Cusco-Ollantaytambo-Quillabamba con una sinuosa y estrecha carretera de 269 Km., vías troncales que no cuenta con la debida atención de parte del Ministerio de Transporte y Comunicaciones En cuanto red vial dentro del territorio convenciano esta une a los distritos de Huayopata, Vilcabamba, Maranura, Echarati, Quellouno, Occobamba y recientemente el tramo construido en emergencia hacia el distrito de Santa Teresa por el puente de carrilluchayoc. En los actuales tiempos, el pueblo convenciano, vive con la esperanza que se concrete el ofrecimiento del gobierno en dotar de una moderna carretera Ollantaytambo – Quillabamba consignada en la Ley de Promoción a la inversión en la Amazonia. El servicio de transporte de pasajeros hacia la ciudad de Quillabamba, se presta a través de diversas empresas dedicadas a esta actividad, las que cuentan con oficinas en el Terminal terrestre de nuestra capital ubicado en el distrito de santiago Con respecto a la infraestructura hotelera, Quillabamba cuenta con empresas que tienen la capacidad suficiente, con los servicios que satisfacen al turista por sus adecuadas y cómodas instalaciones, hoteles y hostales de dos y tres estrellas que gracias al esfuerzo empresarial dan las posibilidades de grata permanencia a quienes visitan la ciudad del eterno verano. CRISTO SÍ PASÓ POR QUILLABAMBA Maranura es un pueblo vecino. Ahí, un Cristo negro de madera logró conquistar algunas almas de la Selva: el Señor de Chinche. Solitario mesías entre cafetales y mariposas. Ese Jesús oscuro vive apartado de la religiosidad cusqueña. Para su mala suerte, Cusco –con su Corpus Christi, su Q’oyllur Ritti y su Señor de los Temblores– mantiene el monopolio de la fe. De este noble Señor de Maranura, convencionario, nadie sabe o dice nada de que que la gente pueda opinar al respecto. En otro pueblo cercano a Quillabamba, llamado Amaybamba, el té brota copiosamente. Ahí, en el poblado de Huyro, el mejor té del mundo, duerme el sueño de los justos. El Ministerio de Agricultura ha olvidado a seis mil familias que viven de este té llegado de Oriente, que en La Convención se adaptó con admiración. Mientras que en Argentina máquinas especiales recogen el té gaucho con todo y desechos para su industria, en Huyro aún se cosecha a mano, separando las mejores hojas para que la calidad insuperable de este producto peruano siga intacta. Sin embargo, en dicha comunidad los campesinos se mueren, literalmente, de hambre. Pocos beneficios les trae ser los artífices del té que los ingleses beben con rigurosa puntualidad a las cinco de la tarde. De Ripley central. Y ni qué decir del café, cuyos precios en el mercado bajaron sustancialmente. La Convención tiene más de 30 mil hectáreas de cafetales considerados por los expertos el mejor café del mundo. Pero los colombianos y brasileños son muy buenos en el marketing, mientras los turistas no saben que en Quillabamba, por clima y altitud, el café es mejor que cualquier otro del Perú en calidad y grano. Por último, para aquellos que están en busca de nuevas rutas en el turismo mundial de aventura, La Convención posee dos tesoros perdidos: el Pongo de Mainique y las fortalezas incas de Vilcabamba y Choquequiraoy otros restos. La primera, el paraíso natural del Perú en el Bajo Urubamba, donde las cataratas y los pájaros constituyen una escenografía cinematográfica que entusiasmaría a Steven Spielberg porque ahí está el legendario Paititi (o El Dorado de los incas); y el segundo, el legado lítico de los incas que, con Manco Inca, resistieron a la caída del Cusco y que aún mantienen sus joyas de piedra LAS MISIONES RELIGIOSAS En 1949 en el marco de esta coyuntura, se instalan en la zona, las Misiones Dominicas y casi paralelamente, el Instituto Lingüístico de Verano. Ambas Instituciones, a través de la firma de un Convenio con el Ministerio de Educación, buscaron “integrar” las poblaciones indígenas a la sociedad nacional, transmitiéndoles el mensaje de la evangelización y la ideología indigenista, desde la Iglesia Católica y la Evangélica, generando de esta forma, cambios sociales en las comunidades nativas. En la década del 50, en las orillas del Bajo Urubamba, se hallaban ubicados pequeños fundos y Comunidades de Piros, mientras que, los Machiguenga residían den las cabeceras de los ríos tributarios. El tráfico de niños y mujeres que se dio dentro de las comunidades, continuó hasta la década del 70, en complicidad con algunas autoridades comunales. La creación de internados para niños nativos, que implementó la Misión Dominica junto a las escuelas, resultó siendo muy importante para brindarles, protección a los nativos y evitar el accionar de traficantes. El Estado y en especial la administración departamental del Cusco, no tuvieron un rol protagónico en la fundación de las escuelas de la zona, como, si lo tuvieron la Misión Dominica desde Puerto Maldonado y el ILV desde Pucallpa y en algunas partes de la selva que apoyan. La opinión generalizada de los nativos de la zona, es que, el interés del Estado por las comunidades nativas de la zona, empieza recién, cuando la Shell descubre los Yacimientos de Gas en Camisea. Actualmente existe un cambio e interés de parte del Estado por atender las necesidades de las poblaciones nativas. EL FERROCARRIL DE CUSCO A QUILLABAMBA, “YANAMACHU” En el año 1913, inició su construcción el ferrocarril Cusco-Santa Ana, para lo cual influyó enormemente el descubrimiento de Macchupicchu por Hiran Byngham.Por fin en el año 1950 y durante el Gobierno del General Odría se dictaron disposiciones técnicas y presupuestarias, en Abril de 1951 llegó la vía de ferrocarril a la población de Santa Teresa, en Agosto de 1967 llegó el tren a Chaullay, en Octubre de 1977 se produce la llegada del Ferrocarril a Quillabamba como un suceso para la mejora. La primera locomotora que llevaba pasajeros y carga, fue haciendose gastada y ennegrecida por el diario servicio, fue bautizada por el pueblo como YANAMACHU, esta dejo de funcionar en el año 1998, debido al daño causado por el Fenómeno del Niño, en la cual el Yanamachu que eran en realidad tres locomotoras, en la actualidad una de ellas se encuentra en el Parque Urpicha del Cusco, otra se halla en la ciudad de Lima y la tercera se encuentra en algún depósito de ENAFER. DISTRITO DE SANTA ANA El Distrito de Santa Ana con categoría de pueblo, fue creado por Ley N° 12834 del 13 de Setiembre de 1857. Este distrito con su capital Quillabamba se encuentra al norte del Cusco, en una zona tropical de Ceja de Selva y sobre la margen izquierda del Río Vilcanota, formando un fértil valle conocido como “El Granero del Sur”, por la producción del Té, Cacao, Frutales y otros que se consumen en las ciudades. Este distrito capital de la Provincia La Convención fue creado aún en la época de la Independencia Nacional, como anexo de Urubamba; teniendo desde entonces por capital la Villa de Santa Ana. Su altitud oscila entre los 1100 y 1030 m.s.n.m., teniendo como promedio para Quillabamba 1050 m.s.n.m. Este distrito limita por Norte, Distrito de Echarati, por el Sur con el Distrito de Maranura, por el Este con el Distrito de Occobamba, por el Oeste con el Distrito de Vilcabamba.Por ser una zona eminentemente tropical, su clima constituye uno de sus principales atractivos con una Temperatura Media Mensual de 23,6°C., siendo los meses más calurosos Abril, Julio, Octubre en el que dicha temperatura llega hasta los 30,8°C. ZONA TURISTICA SAMBARAY Hermoso balneario ubicado a 2 km. de la ciudad y a 1,045 m.s.n.m. acogedor centro de recreacion donde el visitante puede hallar: piscinas, campos dedescanso, canchas de fulbito y futbol, playa, asi como restaurantes con gastronomia local. DISTRITO DE ECHARATI Fue creado por Ley Transitoria de Municipalidades de fecha 02 de Enero de 1857, en el período denominado Convención Nacional de 1855, que fue presidida por el Mariscal Ramón Castilla, juntamente que los Distritos de Santa Ana, Occobamba, Vilcabamba y Huayopata, dependientes por entonces de la Provincia de Urubamba. Se establece como capital de distrito la sede de la exhacienda de la familia Aranzabal, donde en la actualidad se encuentra el Palacio Municipal y las principales Instituciones Descentralizadas del Estado que lo acompañan en todo momento . En el primer período del Alcalde elegido por voto popular Sr. Vidal Condori Mora, que se realizan gestiones ante el Ministerio del Interior, para transferir la fecha de aniversario al 6 de Julio de cada año, en razón de que el original calendario que daba opción para los preparativos por su cercanía al primer día hábil del año. Finalmente en la gestión del Alcalde Basilio Centeno Monteagudo en 1983, el clamor de este pueblo con arraigada fe cristiana, manifiesta su desacuerdo con dicha fecha, en razón de que contradecía las celebraciones de la Virgen del Carmen, por lo que se acuerda adelantar la fecha al 15 de Julio, fecha en que se celebra hasta hoy como aniversario de creación política del distrito más extenso del país.Este distrito encierra un pasado histórico social, debido a las luchas sindicales en contra de la explotación inmisericorde del gamonalismo de entonces, testigo del verbo y acción de históricos luchadores sociales que dejaron huella y nos legaron una patria más justa y promisoria. Sus límites son por el Norte con la Provincia de Ucayali, por el Este con el Departamento de Madre de Dios y los Distritos de Quellouno y Occobamba, por el Oeste con el Departamento de Junín y Distrito de Quimbiri y Pichari y por el Sur, con los Distritos de Vilcabamba y Santa Ana. Tiene una altitud promedio de 980 m.s.n.m., en el que estratégicamente para una buena administración del gobierno local se ha creado 11 Consejos Menores con responsabilidades administrativas como llevar el Control del Registro Civil de su jurisdicción con buena determinación y valor . ZONA TURISTICA Phaqchaq-Recurso Turistico Natural ubicado a 17 km. de Santa Ana, más 25' de trecking encontramos un impresionante cañon rocoso, en cuyo fondo una inmensa roca en su intento de detener el agua forma una cortina transparente que cubre el acceso a una cueva. Siete Tinajas-Sujestivo recurso natural ubicado a 20 km. de la capital de provincia y 30' de viaje en auto, consiste en una cascada de agua que en la roca a través del tiempo formó 07 impresionantes tinajones, en la parte superior podemos apreciar "petroglifos". Esta zona por su belleza paisajista es bastante concurrido por turistas. Cañon de Mesapelada- A dos horas de viaje de la ciudad de Quillabamba se arriba a la localidad de Torontoy, iniciandose trecking para llegar a una selva virgen aun no depredada por el hombre, por sus características naturales se considera un Santuario Natural, la exuberante vegetación esta compuesta de orquídeas plantas medicinales, variedad de insectos, aves, complementa este fascinante recurso tres lagunas Runtuqocha, Yanacocha y Yuraqcqocha, así como gigantescas cascadas. Pongo de Maynique- Maravillosa obra de la naturaleza localizado a una distancia aproximada de 180 km mas 04 horas horas de viaje en canoa, de este punto comienza la selva baja, es allí donde el Río Urubamba rompe la cordillera oriental formando una especie de cañón a través del cual discurre el río envuelto en el estruendo provocada por sus agitadas aguas. El Pongo de Maynique es considerado el lugar sagrado de la etnia Machiguenga. Santuario de Megantoni- Despues del Pongo de Maynique comienza esta area natural protegida, es un hermoso lugar magico, sagrado para los Machiguengas, en ella existen formaciones rocosas con rostros humanos y de animales, tambien hay Qollpas donde se congregan diferentes especies de animales. Yacimiento Gasifero de Kamisea- Esperanza del resurgimiento economico de la provincia, se ecuantra aproximadamente a 180 km. de viaje por carretera y 13 horas de viaje en canoa, tras surcar el Rio Kamisea se arriba a este complejo de ingenieria moderna con gran potencial de reservas. DISTRITO DE HUAYOPATA Creado por Ley Transitoria de Municipalidades de fecha del 02 de Enero de 1857, como anexo de la Provincia de Urubamba. El 23 de Enero de 1820, la Ley Regional N° 5 traslada su capital al centro poblado de Chaullay, sin que hoy haya cumplido la misma, ya que su capital administrativa continua funcionando en el centro poblado de Huyro. Este distrito situado en la parte sur de la provincia cuenta con un clima propicio para el cultivo del Té, cuya calidad de exportación ha hecho famoso al “Té Huyro”, y tiene como fecha central de aniversario el 19 de Julio, sus límites son por el Norte con el Distrito de Maranura, por el Sur con la Provincia de Urubamba, por el Oeste con los Distritos de Santa Teresa y Machupicchu y por el Este con el Distrito de Ocobamba. ZONA TURISTICA Inkatambo- Ubicada al Sur Oeste de Lucma a 04 horas de trecking por el abra de Punkuyoc, primeramente se observan torreones, el conjunto tiene fino acabado con piedra pulida, por sus características los lugareños afirman que fueron cárceles, monumento de arquitectura inca. DISTRITO DE MARANURA Fue creado por Ley N° 13620 del 15 de Marzo de 1961 con la firma del Presidente de la República Don Manuel Prado Ugarteche y consideraba como anexo los pueblos de Chaullay, Chinche, Pintobamba Chico, Ccollpani, Mandor y Uchumayo. Maranura está ubicado a 14 Km. al Sur de Quillabamba, uniéndose a la capital regional por medio de carretera afirmada, al haberse interrumpido el servicio ferroviario Cusco-Quillabamba como consecuencia del embalsamiento del Riachuelo Ahobamba, producto del fenómeno “El Niño”. Este distrito también representa la cuna del sindicalismo y las luchas Populares Campesinas, ofrece atractivos turísticos como la Cascada de Huanay o Paccha de Mandor, el Santuario de Chinche cuyo templo fue construido en la colonia y atesora en su interior valiosos cuadros de la Escuela Cusqueña que datan de 1650 y 1700. Maranura limita por el Norte con el Distrito de Santa Ana, por el Sur con los Distritos de Huayopata y Santa Teresa, por el Este con el Distrito de Occobamba y por el Oeste con el Distrito de Vilcabamba. ZONA TURISTICA Otra capital comercial e industrial, ubicado a 18 km. de la capital provincial, en ella quedan vestigios de enormes comercios, grandes almacenes, entre otros. Como otro atractivo posee el árbol mas añejo de la Region, un algarrobo de grandes dimensiones cuyas raíces van devorando las rocas de la superficie, cerca se encuentra el Templo Chinche conocida por ser muy antigua. Cascada de Yanay- Ubicada en las cercanías de Maranura, este recurso paisajistico es excelente para tomas vídeo fotográficas, por la impresionante cascada de una extensión aproximada de 80 m. la misma en su descenso forma impresionantes arco iris a ciertas horas del dia. DISTRITO DE OCOBAMBA Fue creado por Ley del 02 de Enero de 1857, como anexo de la Provincia de Urubamba. Este distrito está ubicado al Sur Este de la provincia, teniendo como límites por el Norte con los Distrito de Echarati y Quellouno, por el Sur con los Distritos de Ollantaytambo y Lares, por el Oste con el Distrito de Huayopata y por el Este con el Distrito de Yanatile. Su fecha de aniversario lo celebran el 25 de julio de cada año al igual que el de la Provincia La Convención, caracterizada por la producción fundamentalmente de producción frutícola y productos de pan de llevar. DISTRITO DE PICHARI Fue creado por Ley N° 26251, del 7 de Agosto de 1995, Pichari es el distrito más joven de reciente creación, cuya actividad principal constituye la agricultura, caracterizada por la producción de Café, Cacao, frutales y con una ganadería muy limitada. Cabe señalar el cultivo de la Coca es declarado como cultivo ilícito por el Estado, motivado por el tráfico ilegal de estupefacientes y narcoterrorismo con la consecuente declaratoria de Zona de Emergencia. Se plantea como alternativa de solución integracionista la construcción de la carretera Kepashiato-Quimbiri y el tramo de Shirumpiari-Shimaa, convenio firmado por el Estado y Municipio de fecha 20 de Julio de 1999. Este distrito limita por el Norte con el Departamento de Junín, por el Sur con el Distrito de Quimbiri, por el Este con el Distrito de Echarati y por el Oeste con el Departamento de Ayacucho zona de la serrania u acceso a esta zona frigida. DISTRITO DE QUELLOUNO Creado por Ley N° 24553 del 1° de Octubre de 1986. Se encuentra en la cuenca de Yanatile y Quellouno, cuenta con impresionantes y productivos valles hacia el interior como el de LaccoYavero, Cahapo Boyero, San Martín entre otros, donde se cultiva el Café, Papaya, y variedad de cítricos.Se caracteriza por tener un clima tropical, y está unida a la capital departamental por una carretera afirmada y carretera asfaltada a partir de la Provincia de Calca. Limita por el Norte con Echarati, por el Sur con el Distrito de Occobamba y la Provincia de Calca, por el Este con la Provincia de Paucartambo y Departamento de Madre de Dios y por el Oeste con los Distritos de Echarati y Santa Ana todo esto espesuras de la selva peruana. DISTRITO DE QUIMBIRI Distrito de reciente creación por Decreto Ley N°25209 del 4 de Mayo de 1990. Este distrito se encuentra dedicada a la agricultura y el comercio. Por su apartada ubicación con relación a la capital provincial y por la falta de vías de comunicación hace que el distrito, esté desarticulado de la capital convenciana y el resto del departamento y se ven obligados a realizar transacciones comerciales con Ayacucho. Este distrito limita por Norte con el Distrito de Pichari, por el Sur con Vilcabamba, por el Oeste con el Departamento de Ayacucho y por el Este con el Distrito de Echarati. DISTRITO DE SANTA TERESA El Distrito de Santa Teresa, se encuentra ubicado en la zona sub-tropical de la Provincia de La Convención; a 131 km de la ciudad del Cusco (vía férrea) localidad que se constituye en la puerta de entrada a la Provincia de La Convención. Este distrito fue creado por Ley N° 12849 del 11 de Octubre de 1957 en los terrenos de la Hacienda Huadquiña, tiene vigencia en el escenario histórico del Perú desde el año 1576 siendo la hacienda y su sistema de aquella época refrendado por la corona española. Es don Miguel Rimache, Magda Inga quien sede a Don Juan Huascamayta Huadquiña (firmado y sellado por la corona), evidente origen del nombre de dicha hacienda Desde entonces los dominios de las tierras de Huadquiña pasaron por una serie de propietarios cuyo último dueño fue Don Alfredo Romanville Garzón, ubicada por entonces en lo que más adelante se conocería como Santa Teresa La Antigua.En 1940 y pese a la tenaz oposición de los propietarios de esta hacienda, un grupo de pobladores de la zona inician los trámites para la creación del distrito, proceso que culminó con la Promulgación de la Ley correspondiente de esa epoca. Uno de los personajes de la época que apoyaron con firmeza este proceso de distritalización fue el notable educador Dr. Uriel García, Parlamentario de la República en el Gobierno del Dr. Manuel Prado Ugarteche. Hasta entonces este sector de La Convención dependía jurisdiccionalmente del Distrito de Vilcabamba y la falta de autoridades impulsó a un grupo de ciudadanos a integrarse en un comité pro distritalización conformado por: Don Julio Tomás Peralta, Don Juan García Pareja, Don Francisco Cavero, Don Juan de la Cruz Pareja, Don Florencio Pérez, Don Tamayo Pezúa. Finalmente se logró la Ley de Expropiación sin pago alguno de los terrenos ocupados por la llamada Santa Teresa la Antigua, consolidándose su creación política el 11 de Octubre de 1957 en que por Ley Nº 12849 se logra su distritalización instaurándose las funciones de este municipio el 29 de diciembre de 1957. Recayendo la responsabilidad del gobierno local a través de una Resolución Prefectural a cargo de Don Julio Tomás Rivas Peralta y los notables de esa epoca. En el gobierno del Arq. Fernando Belaunde Terry (1963) se da la primera Ley de Reforma Agraria y la propiedad fue despojada en forma total, como consecuencia de las luchas campesinas a través de su sindicato, el cual fue fundado el año 1958; cuyos gestores de este movimiento fueron: Don Juan Mayorga, Luis Bellota, Evaristo Chávez y otros; la organización estuvo asesorada por la Federación Departamental de trabajadores del Cusco, todo lo cual es con la participación activa del dirigente Emiliano Huamantica y así mismo José Calvo, Pascual Montaño, Alfredo Somocurcio y otros más. En la actualidad el poblado se ha reconstruido debido al Gigantesco Huayco del 13 de Febrero de 1998 arrasando el poblado, y la línea férrea, dando lugar a la construcción de una carretera de emergencia entre Santa María y Santa Teresa. Santa Teresa destaca como gran productor de Granadillas, exquisito fruto muy apreciado en los mercados del país y del exterior, así como Café, Plátano, Yuca, Papaya y cuenta con una producción ganadera limitada y en forma extensiva. Este distrito puede constituirse como un centro de atracción turística debido a la existencia de Centros Arqueológicos como Choquequirao, Puncuyoc y por otro lado existencia de Aguas Termo Medicinales tales como Cocalmayo, Ccollpani, Ccollpapampa y Versalles. Santa Teresa limita por el Norte con el Distrito de Vilcabamba, por el Sur con el Distrito de Mollepata, por el Oeste con el Distrito de Vilcabamba, por el Este con el Distrito de Huayopata y Machupicchu. ZONA TURISTICA CHOQEQUIRAO Hermoso y solido monumento arqueologico inka, ubicada en la margen derecha del Rio Apurimac a 3100 m.s.n.m. esta emplazada en la parte alta de una montaña, de la zona se aprecia un paisaje espectacular, en el monumento se aprecian habitaciones rectangulares de piedra canteada y mortero de barro, el grupo central se ubica en la cumbre del espolón erógeno, el artificio arquitectónico se manifiesta en varios edificios, uno principal con frente a la plaza, existen fuentes, acueductos, escalinatas, zaguanes, edificaciones de dos pisos con mojinetes casi íntegros. Por la caprichosa disposición de las fachadas, alacenas, peldaños entre otros se puede afirmar que tuvieron religiosos. Fines en su epoca antigua de los incas y momentos sagrados La ciudadela dispersa de Choquequirao, es otra de las maravillas arquitectónicas del Imperio Inka, es considerado como uno de las últimas ciudades ocupadas por los Inkas desde el valle de Apurímac, sofocada la primera guerra por la independencia Manco Inka eligió Choquequirao como la sede del Imperio.La ciudadela de Choquequirao se ubica en la margen derecha del Río Apurímac a 3,088 m.s.n.m. en un espolón orógeno de la cadena montañosa del Slakantay, al pie del nevado Yanacocha. Políticamente pertenece al Distrito de Vilcabamba, Provincia de La Convención del Departamento de Cusco. El acceso privilegiado al Centro Arqueológico de Choquequirao es por la ciudad de Cachora, distante da 57 km, de Abancay, frente a los imponentes nevados de Cordillera de Vilcabamba El camino peatonal se extiende alo largo de 8 horas hasta ganar la playa del Río Apurímac. Una vez atravesada la pasarela sobre el río el ascenso es paradisíaco en plena foresta hasta los lugares denominados Rosalina y Maranpata para enrumbar al conjunto Arqueológico, el ascenso dura aproximadamente 8 horas.Ciudadela de Choquequirao, “Cuna de oro”, es uno de los atractivos Inkas considerado entre los más importantes, la ciudadela presenta construcciones pétreas de dos pisos, el conjunto muestra portadas de templos y palacios, andenes y canales de irrigación. VIAJE Y TURISMO Los impresionantes muros de piedra que la resguardan, los mantos de verdor desplegados en sus fabulosos andenes y ese ambiente cargado de energía, proveniente tal vez de lejanas ceremonias de invocación al Sol, son algunos de los peculiares matices de Choquequirao, el otro Machu Picchu moderno. Espectacular y distante, solitaria y olvidada, Choquequirao (3,085 m.s.n.m.) se erige en la cima de una montaña casi inexpugnable de la provincia de La Convención, departamento del Cusco, razón que la convirtió -por más de 40 años- en el último bastión de resistencia de los hijos del Sol, quienes buscaron refugio en sus muros de piedra, tras la derrota de Manco Inca, el inca rebelde que pudo sublevarse en contra. Por sus palacios y templos de dos niveles, sus sistemas de fuentes, canales y acueductos y su admirable andenería "tapizada" de profusa vegetación, la maravillosa Choquequirao fue construida, presumiblemente, durante el gobierno del inca Pachacutec (siglo XV), y es sólo comparable con Machu Picchu, el monumento arqueológico más visitado del Perú en este momento después de machupicchu. Choquequirao está dividida en nueve zonas y sus construcciones de piedra se agrupan en pequeños barrios. Alrededor de su plaza principal se encuentra el mayor de sus templos y las viviendas de los gobernantes. Los investigadores sostienen que el complejo habría sido un importante centro religioso, político y económico, además de un nexo comercial y cultural entre la costa, la sierra y la selva. Pero la verdadera magnificencia de Choquequirao (del quechua chuqui k´iraw, cuna de oro), aún está por revelarse. Sólo el 30 por ciento de las 1,810 hectáreas del complejo, han sido "rescatadas" de las matas de vegetación que durante años -por no decir siglos- cubrieron esta auténtica joya incaica tesoro invaluable. La particular historia de Choquequirao, último reducto inca, está marcada por "redescubrimientos" y posteriores olvidos. El historiador Cosme Bueno, en 1768, fue el primero en anunciar su existencia. Los franceses Eugen de Santiges y Leónce Angrand, hicieron lo mismo en el siglo XIX. En 1911, Hiram Binghan -quien descubrió Machu Picchu ese mismo año- constató la importancia de las construcciones. El valor arqueológico e histórico de Choquequirao, la "Cuna de Oro" de los Incas, se complementa con la belleza de su entorno, que presenta características geográficas y de biodiversidad propias de la ceja de selva, lo que constituye un atractivo adicional para los visitantes, quienes pueden observar desde el majestuoso vuelo del cóndor hasta el pesado andar de un oso de anteojos oriundo de esta zona. Llegar a Choquequirao es una aventura exigente que se inicia con un viaje terrestre desde Cusco hacia el pueblo de Cachora (Apurímac), donde nace un zigzagueante camino de 30 kilómetros que termina en la histórica construcción. La travesía hasta Choquequirao - desde Cachora, 60 kilómetros ida y vuelta- dura cuatro días de interminable andar, que puede ser intercalado con tramos montados a caballo o mula. En las largas horas de caminata o cabalgata, se descubren gigantescas montañas, precipicios aterradores, espléndidos nevados y la rugiente espectacularidad del cañón del río Apurímac, uno de los más profundos del mundo. Pero eso no es todo, la vegetación y la riqueza ecológica del lugar terminan por seducir al viajero. Vale la pena el esfuerzo. El cansancio cede ante la magnificencia de Choquequirao. DISTRITO DE VILCABAMBA Creado por Ley transitoria de Municipalidades del 02 de Enero de 1857, como anexo de La Provincia de Urubamba. Más adelante, el 16 de Noviembre de 1892 se vuelve a crear este distrito señalando como su capital el Centro Poblado de Lucma. En la actualidad persiste la disputa por la capital entre Lucma y Pucyura, donde funciona la Municipalidad Distrital. Vilcabamba es el único distrito convenciano ubicado en su parte en Zona de Sierra, aunque su territorio bajo corresponde a Ceja de Selva. Consecuentemente su producción agrícola es de Papa, Haba, Cebada, Trigo, Maíz, y una limitada ganadería. Vilcabamba está considerado como el Distrito Arqueológico de La Convención debido a que guarda invalorables vestigios de la Cultura Inca en lo que fue su último reducto luego de la llegada de los Españoles. En este distrito se ha escrito las últimas páginas de la Dinastía Imperial Inka, y en la actualidad es uno de los principales atractivos turísticos de la provincia. Vilcabamba limita por el Norte con Quimbiri y Echarati, por el Este con Santa Teresa y por el Sur con el Departamento de Apurímac y por el Oeste con el Departamento de Ayacucho. ANTECEDENTES HISTORICOS La entrada de los Incas al Antisuyo, nomenclatura utilizada para designar alas tierras situadas al este del imperio, debió acaecer hacia 1468 ó 1470. Parece que la incursión duró dos años, tiempo que aprovecharon las huestes cusqueñas para construir caminos, puentes y acueductos -algunos aún visibles- y asimismo para edificar ciudades con magníficos templos y grandes palacios, también al decir de Betanzos. Impresionantes muestras de dicha etapa son el bastión levantado en el valle de Vitcos y el conjunto ceremonial de Rosaspata, conocido por Ñusta Hispana, el cual cumplió la doble función de servir como adoratorio religioso y laboratorio solar. Vilkapampa en lengua aymara deriva del vocablo Sol; es la tierra del astro naciente, donde se le adoró bajo la advocación del dios Punchao. Allí vivían tranquilos sus moradores: las etnias de los Pilcozones, Manaríes, Panquies, Satis, Paucarmayos, etc., cultivando, junto con la coca, maiz, yuca y calabaza; añadían a su dieta carne de aves que cazaban; además, de las vistosas plumas hacían esplendorosos tocados y vestidos que adornaban y envolvían sus cabezas y cuerpos. A partir de la llegada de Túpac Inca Yupanqui, la comarca estuvo controlada por autoridades estatales. Residían en la ciudad de Vitcos, ubicada en el asentamiento urbano del valle de este nombre, según Hiram Bingham y otros exploradores; si bien el profesor Edmundo Guillén Guillén, gran estudioso del parque arqueológico vilcabambino (La Guerra de reconquista Inca, Lima, 1994), cree que dicha ciudad se encuentra en un lugar diferente, aún no hallado. Desde ella, se canalizaban los tributos de coca y metales preciosos al Cusco, la sede central del incanato. LA VILCABAMBA REBELDE La aparición de los españoles en 1532 coincidió con la encarnizada y cruel guerra sucesoria entablada entre Huáscar y Atahualpa, hijos de Huayna Cápac, el postrero de los grandes gobernantes Incas. Tal hecho, que había producido enorme desconcierto entre los habitantes andinos, no permitió ofrecer resistencia organizada en los primeros momentos del contacto. Fue en 1536 cuando reaccionó Manco II cercando el Cusco durante trece o catorce meses. Manco fue el monarca elegido por Francisco Pizarro para poderse entender con tantos y tan diferentes pueblos que no aceptaban su presencia. Este, en un principio pareció acceder a las propuestas de los extranjeros, pero en su fuero interno siempre abrigó la esperanza de expulsarles de sus tierras. De ahí que coenzase por sitiar al Cusco; mas al no haberlos podido vencer, se retiró a los inaccesibles parajesdel Antisuyo. Así, repentinamente, Vilcabamba pasó a protagonizar las últimas páginas del gran imperio del Tahuantinsuyo; poque desde ella Manco lideró la guerra de reconquista contra los españoles, guerra que a su muerte continuaron los sucesores. Transcurrieron casi cuarenta años de lucha, en los que hicieron frecuentes ataques a las ciudades de la sierra andina, habitadas por vecinos aborígenes y españoles. La lucha sólo terrminó en 1572, con la captura y posterior ejecución en el Cusco de Túpac Amaru I, el hijo menor del monarca sublevado. En ese lapso de tiempo, bajo las lógicas variantes impuestas por la ecología del lugar y algunos factores provenientes de la incipiente aculturación con los recién llegados, como el uso de armas de fuego, caballos, etc., los Incas refugiados en Vilcabamba mantuvieron la organización social y administrativa del estado,especialmente el culto a su ancestral religión. Con tales objetivos, construyeron una importante red vial que articuló toda la zona. Desde el exterior, dos grandes caminos terminaban en Vilcabamba, uno descendía de la cordillera del mismo nombre y otro corría por el valle del río Pampaconas. A dichos caminos llegaban otros secundarios, que desde los asentamientos humanos se unían a los principales. Paralelamente a la estructura vial, crearon pueblos, de los cuales hasta ahora se desconocen la mayoría. Viajeros y embajadores de la corona española constataron la existencia de Otaynas, Paro, Macaparo, Momori, Garco, Acobamba, Talavara, Apaylla, etc. También fundaron ciudadelas y ciudades de mayor categoría: Vitcos, Lucma, Rangalla, Puquiura, Choquequirao, Marcanay,Pampaconas y la propia Vilcabamba son algunas de ellas. EL FANTASMA DE VILCABAMBA LA VIEJA A pesar de la evidente trascendencia de esta página histórica de la cultura inca y de la leyenda que muy pronto se formó en su derredor, aquel fabuloso complejo urbano desapareció por completo; el paso de los siglos ocultó los vestigios de sus murallas y edificios, convirtiéndose así en las ciudades perdidas de los Incas, aunque, desde 1572 en la zona se encuentran habitados los asentamientos humanos de la moderna Lucma, Puquiura y Vilcabamba la Nueva.Sería a mediados del siglo XIX, cuando se despierta el inrterés por hallarlas. Tras la visita a Choquequirao del francés Conde de Sartigni, y los informes de Francisco María Angrand, el explorador italiano Antonio Raimondi llegó hasta dicho pueblo y creyó que estas ruinas eran Vilcamba la Vieja. En 1911, el norteamericano Hiram Bingham emprendió nuevas búsquedas. Al conocer Rosaspata, pensó que se trataba de la imperial ciudad de Vitcos, y muy cerca de ella identificó a la Ñusta Hispana. Desde allí se dirigió a ver las estructuras de Espíritu Pampa; no considerando que perteneciesen a la ciudad perdida, salió de la selva. Sin embargo, poco después, no muy lejos de la región vilcabambina, descubrió Machu Picchu, uno de los monumentos arqueológicos más bellos del mundo, donde, al advertir su fabuloso conglomerado urbano, supuso haber hallado a la mítica Vilcabamba. En 1943 el estudioso Antonio Santander Caselli, en sociedad con Douglas Saro y Gene Savoy, volvieron a Espíritu Santo y admitieron que sus estructuras eran parte de las que habían integrado a Vilcabamba. Gene Savoy siguió explorando más tiempo y publicó diversos trabajos que sirvieron para divulgar la importancia de la región. Igualmente, el ya mencionado profesor Edmundo Guillén, después de haber realizado profundas investigaciones, efectuó dos expediciones en los meses de junio y julio de 1976, convencido también de que Vilcamamba la Vieja se asentó en el lugar llamado Espíritu Pampa y Eromboni. LA EXPEDICION JUAN DE BETANZOS Ahora me es preciso decir que desde 1977, con el comienzo de mi tesis doctoral, titulada La ciudad Inca, me he sentido ligada al mundo andino. Primero me sorprendieron y subyugaron las impresionantes culturas desarrolladas por elTahuantinsuyo y los pueblos antecesores; luego, al adentrarme en su conocimiento, la gesta de Vilcabamba me fascinó totalmente. Creo que nunca un pueblo ha luchado tan bravamente para reivindicar sus ancestrales formas de vida, desde un medio tan adverso, como lo hicieron entonces sus hombres y mujeres. Mi interés comenzó en 1987 cuando descubrí y publiqué la crónica de Juan de Betanzos. Varios capítulos dedicados a Vilcabamba ofrecen datos interesantes y novedosos. Ellos me indujeron a trabajar sobre la zona y a editar la Instrucción de Tito Cusi Yupanqui, dirigida a Felipe II, que por entonces no era fácil encontrar en Madrid (Martín Rubio, 1988). Asimismo, un documento enviado al virrey D. Francisco de Toledo, indicativo de las rutas precisas para llegar hasta los amotinados vilcabambinos, me llevó también a estudiar durante dos años la geografía del estratégico enclave, su configuración político-social, las hazañas bélicas capitaneadas por sus líderes, y las graves consecuencias que de él derivaron para la incipiente colonización española. Estos alicientes, unidos al entusiasmo del periodista gallego Santiago del Valle, por otra parte gran conocedor de la personalidad de Betanzos, me empujaron a pensar en visitar el fabuloso marco ecológico de los Andes Orientales, aún sopesando mucho que nunca había sido exploradora, puesto que mi labor hasta esas fechas venía desarrollándose en archivos y bibliotecas. Pese a tales reflexiones, preparamos una expedición, con el nombre de Jua de Betanzos, en homenaje al cronista que además de habernos legado una crónica muy profunda y realista sobre el Tahuantinsuyo, había sido mediador durante veinte años entre los Incas subleva dos y la corona española. Nuestro propósito, además de buscar la capital Vilcabamba la Vieja, consideraba globalmente a la zona, para poder establecer con exactitud la dimensión del reino allí establecido; y al mismo tiempo, obtener algunos datos sobre cómo pudo ser la vida de aquellos valientes hombres y mujeres en él refugiados. Según mis deducciones, las ciudades no podían estar en los valles donde siempre se habían buscado, sino en lugares muy diferentes. Y así, con tales premisas, salimos del Cusco el día 24 de julio de 1997. El actual distrito de Vilcabamba es uno de los nueve que forman parte de la extensa provincia de La Convención, el cual ocupa el mayor territorio dentro del departamento del Cusco. En el ámbito del departamento del Cusco al noroeste se localiza la Cordillera de Vilcabamba, una de las tres cadenas montañosas que conforman la cadena Oriental de los Andes, caracterizada por un paisaje de fuertes contrastes, se combinan elevadas cadenas de montañas, profundos cañones y valles interandinos fruto de la erosión de un complejo sistema de cursos de agua que drenan hacia la selva. En este contexto se ubican un gran número de sitios arqueológicos de la época pre-inka e inka entre los que destaca el sitio Arqueológico de Rosaspata-Vitkos que se localiza en la parte sur oriental del territorio nacional. Acceso al conjunto Arqueológico es como sigue: Por la carretera troncal Cusco- Quillabamba a 110 Km. de Chaullay de donde discurre un ramal de trocha carrozable y se dirige hacia Huancacalle de allí se sigue 1.5 Km. por un camino de herradura hasta llegar a Rosaspata, queda entre los Andes orientales en la formación de Vilcabamba. ¿Como llegar a Vilcabamba? Para llegar a Vilcabamba tiene que caminar por varios días, el punto de partida mas frecuentado es Huancacalle a donde se puede llegar desde Quillabamba en camionetas (Quillabamba esta ubicado a 8 horas de Cusco en carro). ENCUENTRO CON PAMPACONA Nada más pasar Quillabamba, pude contemplar el impresionante paisaje formado por las altísimas y verdes montañas de la cordillera de Vilcabamba, cuajadas de lujuriante vegetación, sólo interrumpida en los valles por el rápido cursode intrépidas corrientes de agua. Después de haber examinado los restos arqueológicos de la llamada Vitcos y la gran roca conocida por Ñusta Hispana tras tres días de viaje, en los que caminábamos unas veces a pie y otras a caballo por senderos muy estrechos y resbaladizos -situados al borde de inmensos precipicios- y sufriendo tremendos cambios climáticos -según subíamos a las cimas o bajábamos a las hondonadas- llegamos al pueblo de Pampacona. Este núcleo Urbano -enclavado sobre tres mil o tres mil seiscientos metros de altura- jugó un papel verdaderamente importante dentro del engranaje vilcabambino, durante las décadas de 1550, 60 y 70. En la descripción del embajador Diego Rodríguez deFigueroa, un enviado de la corona española para conseguir la salida de Tito Cusi Yupanqui, consta que vivían en él unas doscientas personas. Destacó, como el rasgo más llamativo de la ciudadela, un usno rojo de barro, desde donde el monarca era reverenciado por sus súbditos y soldados, los cuales -según pudo comprobar en el tiempo que allí permaneció- lucían grandes cantidades de joyas y adornos de oro en las ropas. Era el año de 1565; Rodríguez de Figueroa se hallaba en Vilcabamba realizando gestiones para que el Inca saliese de la selva. La corona española había conseguido sacar a su antecesor, Sayri Túpac, por lo que en aquellos momentos confiaba en llegar a obtener los mismos resultados; pero no fue así: Tito coqueteó siempre con las autoridades, dilatando la marcha; de repente, enfermó y falleció a mediados de 1571. Entonces, como si todo hubiese sido preparado, rápidamente fue proclamado sucesor Túpac Amaru, el hermano menor.Aunque el nuevo virrey del Perú, D. Francisco de Toledo, no supo de estos hechos hasta mucho después, decidió terminar con aquella insurrección, que ya duraba casi cuarenta años. Para ello organizó un ejército en el año 1572 y lo puso al mando del general Martín Hurtado de Arbieto. Mediante minuciosos informes secretos, tuvo conocimiento de la configuración vial y urbana de la región de Vilcabamba, por lo que situó la base logística y el grueso de las tropas en Pampacona, pueblo desde el quetambién se trazaron las directrices bélicas de la campaña militar que dio al traste con la rebelión. Actualmente, en el lugar denominado Ruinas de Aucaypata -dentro del recinto de la antigua Pampacona- se aprecia una gran plaza de cincuenta por cincuenta y cuatro metros, asentada sobre una base de piedras de factura incaica, de alrededor de dos metros de altura. Cerca de ella se encuentra un andén, donde todavía se alzan dos estructuras pétreas, provistas de hornacinas y ventanas en los extremos, que sugieren puntos de vigilancia del entorno. Se completa el andén con un gran mortero, similar a los existentes en Machu Picchu, e infinidad de cimientos, que en su día constituirían las bases de muros para las viviendas, templos y palacios. En otro andén inferior aparece un nuevo mortero y más cimentaciones habiacionales. Al lado derecho hay grandes extensiones, también formadas por andenes, destinadas a cultivos. Están bordeadas por un río canalizado, al que seguramente se desvió el curso. Asimismo, todo el monte se halla fortificado por dos murallas: una en las faldas y otra a mitad. Ambas se han construido aprovechando las rocas naturales, cuando las había, y en caso contrario, con piedras tipo pirca.La fortificación termina en los altos de Choquicocha y Lumbo a tres mil seiscientos veintidós metros de altura. Como curiosidad, es preciso decir que encontramos Pampacona el 28 de julio, día central de las fiestas patrias del Perú. EN BUSCA DE RANGALLA Ya regresados al Cusco, el estudio de datos topográficos y toponímicos, recogidos durante el trayecto de la expedición, unidos a la documentación histórica, me permitió localizar el emplazamiento de Rangalla. Esta ciudad, según el oidor Matienzo, era la plaza más fuerte de Vilcabamba, donde residía un gran número de soldados. A su vez, Rodríguez de Figueroa cuenta que la vio de camino a Pampacona: la describe como a una población situada en tierra áspera, junto a un nevado, al lado de un gran bastión. El mismo Tito Cusi Yupanqui, en las negociaciones establecidas con el gobernador Lope García de Castro, la señalaba como uno de los enclaves humanos que deseaba conservar después de salir de la selva. Es de suponer que sería por la importancia del lugar, ya que para nada debió influir en la mente del Inca que allí hubiese recibido el bautismo cristiano el 28 de agosto de 1568, después de que la orden agustina fundase una capilla y el pueblo se llamase San Agustín de Rangalla.En esta urbe, actualmente conocida como Rayangalla y Layangalla, ubicada a tres mil setecientos cincuenta metros de altura -lugar al que se llega por una ruta muy empinada, tras tres horas de subida pudimos comprobar que habitan cuatro familias. Quedan algunos muros tipo pirca, con ventanas y hornacinas trapezoidales, más cimientos de otros muchos recintos, y una plaza de similares dimensiones a la de Pampacona; si bien su estado de conservación es peor. Al continuar la ascención -a tres mil ochocientos setenta y un metros- se halla el paraje conocido por Inticaran: el que recibe el Sol; una superficie en la que se cultiva tarwi. Asimismo, aparecen restos de estructuras que pueden corresponder a viejas fortificaciones. El conjunto de la ciudad tiene una posición perfectamente dominante sobre el valle, y desde cualquier lugar se puede establecer el control visual directo sobre la montaña de Hatunmuco, que domina el valle de Vitcos y la Ñusta Hispana. CONCLUSIONES Llegados a este punto, debo dejar claro que el Instituto Nacional de Cultura tiene clasificada la zona de Vilcabamba como Parque Arqueológico; pero según yo misma he podido comprobar, a excepción de la Ñusta Hispana, Vitcos, la Tumba del Inca y Espíritu Pampa, no hay nada más identificado. En los restantes lugares, entre julio y agosto del 97, sólo constaba en los mapas del Instituto el epígrafe: yacimientos arqueológicos. No existían memorias y alzados referidos a ellos, y tampoco los nombres que llevaron en el siglo XVI, como demostré en la rueda de prensa efectuada de regreso en el Cusco.Por otro lado, en líneas anteriores se ha visto que el yacimiento de Vitcos es considerado por algunos exploradores e historiadores como perteneciente a la ciudad del mismo nombre, y el de Espíritu Pampa a Vilcabamba la Vieja; sin embargo, ya he apuntado que no todos están de acuerdo. Así pues, el descubrimiento de Pampacona, Rangalla y parte de la red vial que comunica estas poblaciones con la totalidad del Parque Arqueológico de Vilcabamba, nos pone en disposición de encontrar el resto de las ciudades perdidas, que conformaron el reino de los Incas sublevados. Queda mucho por hacer, dado que además de limpiar y estudiar las dos ciudades halladas, hay que llegar a la verdadera Vilcabamba; o, en todo caso, dar la razón al doctor Edmundo Guillén, sobre la autenticidad de las estructuras existentes en Espíritu Pampa como correspondientes a dicha urbe. Desde luego, tengo claro que es muy importante obtener el pleno conocimiento de esta etapa tan fascinante de La historia andina, la cual no debe quedar sumergida entre los enigmas del pasado por más tiempo. Como historiadora americanista, y sobre todo peruanista, ésa será la tarea que me propongo acometer en breve, pese a las dificultades derivadas de la peligrosidad ecológico-geográfica, y todavía mucho más, de la escasez económica. Distrito de Vilcabamba Lucma- Capital arqueologica del Distrito, ubicado a una altitud de 1500 m.s.n.m., poseedora de la iglesia mas antigua de la Provincia, presenta una arquitectura colonial de estilo barroco, construida por la Orden Mercedaria el año de 1578, presumiblemente con material litico traído del conjunto arqueológico de Incahuarak'ana Rosaspata - Ciudadela inka ubicada a 1,500 m.s.n.m. Llamado también Vitcos, enteramente construida de piedra, consta de una enorme plaza rectangular divisándose 206 edificios semidestruidos, manantes, canales de irrigación, andenes, el conjunto ocupa un área aproximada de 03 hectáreas agrícolas para conocer este complejo agrícola es necesario trasladarse con equipo de camping y acémilas desde la población de Santa María. Específicamente el sitio Arqueológico de Rosaspata, su altitud es de 1 600 m.s.n.m, se ubica al noreste del Cusco, entre las coordenadas geográficas: latitud sur: 13º 08´ 50” y latitud oeste: 72º 17´ 10”. Pertenece a la localidad de Huancacalle, distrito de Vilcabamba, provincia de La Convención en el departamento de Cusco. Ñusta hisp'ana- Conocida tambien como Yurac Rumi, emplazada a 3,500 m.s.n.m. se describe como un grán centro ceremonial, según los entendidos este complejo arqueologico esta dedicado al dios "p'unchao" (día), consta de: una roca central de forma irregular, pacchas ceremoniales, baños litúrgicos, una plaza al lado de la roca central y otra al lado, una calle y un grupo de andenerias, en el llano vestigios de habitaciones todas edificadas en piedra Es conocido también como Yurac Rumi, se describe como un gran centro ceremonial al dios "p'unchao" (día), este monumento arqueológico consta de: una roca central de forma irregular, pacchas ceremoniales, baños litúrgicos, una plaza al lado de la roca central y otra al lado, una calle y un grupo de andenerias, en el llano vestigios de habitaciones todas edificadas en piedra Espiritu Pampa - Gigantesco complejo arqueologico edificado a 3500 m.s.n.m. asentado en un área aproximada de 12 hectáreas, todas las edificaciones están hechas de piedra, describiendo se aprecia una población, calles, grupo de andenes, qosqos, qoloas, y además de otras construcciones diseminadas en el área. Ubicación El conjunto arqueológico de Espíritu Pampa se ubica hacia el noreste del distrito de Vilcabamba, provincia de la Convención departamento del Cusco aproximadamente a 38 Km. del poblado de Chuanquiri, a una altitud de 1500 m.s.n.m. Se accede por la ruta Cusco -Quillabamba -Quiteni- Chuanquiri. Coordenadas: latitud sur: 12° 54 08’ y latitud oeste: 73° 12 27’. Su altitud es de 3 500msn, El ultimo refugio del Imperio Inka, Vilcabamba fue fundada por Manco Inka en 1539 y cayo ante la llegada de los españoles en 1572, marcando el final de la resistencia inka ante los españoles. La ciudad fue quemada y el área rápidamente se convirtió en un lugar remoto del Perú. La ubicación de Vilcabamba fue olvidada. Las ruinas de la ciudad fueron descubiertas por Hiram Bingham en 1909 en un remoto bosque a 130 Km. oeste de la ciudad del Cusco, llamado Espíritu Pampa, pero fallo en darse cuenta de su significado, prefiriendo creer que Machu Picchu, el cual también descubrió, fue la leyenda de “La ciudad perdida de los inkas”. No fue hasta los años 80, después del trabajo arqueológico hecho por Gene Savoy y Vincent Lee y John Hemming, que Espíritu Pampa fue generalmente aceptada como la histórica Vilcabamba. REFERENCIAS HISTÓRICAS Lo cierto es que Espíritu Pampa, constituye una región de alto valor simbólico como espacio y capital de la resistencia contra la invasión española, construido en su mayor parte en el Periodo de Manco Inka, se constituyo en el retiro obligado modesto pero simbólico como diría Luís Millones de los últimos inkas del Tahuantinsuyo durante 33 años. Además significo un refugio para los indígenas acosados por el tributo y trabajos forzados. ¿Como llegar a Espíritu Pampa? Se accede a este apartado sitio arqueológico a pie (a través de una espectacular caminata) pero también es posible llegar de manera directa tomando un camión en Quillabamba con destino a la localidad de San Miguel (10 a 12 horas, conocido localmente como Chuanquiri). Desde San Miguel parte una trocha que se interna en las montañas ascendiendo a través del hermoso valle de Concevidayoc. Después de la conquista del Perú, el Inca y la mayoría de sus leales seguidores mantuvieron su religión y el estado en Vilcabamba. Conocido para el bandalismo de carretera y enfurecer la diplomacia de los invasores, Vilcabamba llegó a ser el Bosque de Sherwood de Perú colonial; hasta que en 1572, fue penetrado, capturando y asesinando al Inca. Hemos trazado una ruta que permite visitar una serie de importantes fuertes, arruinados - según la crónica - durante la extirpación de los incas, pero no localizados ni excavados hasta hace muy poco tiempo. Pinkollonka- Ubicada al Nor Oeste de Lucma, tras efectuar una caminata de 30 minutos se llega a un conjunto de edificios de factura inka, los lugareños afirman que en este lugar se ejecutaban a rebeldes. ESPIRITU PAMPA El monumento arqueológico esta asentado en un área aproximada de 12 hectáreas, todas las edificaciones están hechas de piedra, describiendo se aprecia una población, calles, grupo de andenes, se aprecian qosqos, qoloas, y demás construcciones diseminadas en el área. HISTORIA DE LA CREACION DE LOS DISTRITOS PRODUCCIÓN La provincia cuenta con excelentes tierras que la ubican dentro de las zonas más altamente productivas en el país; entre sus principales productos esta el café cuya calidad es reconocida en los mercados internacionales por su delicado aroma e incomparable sabor. La Convención en cuanto a producción esta situada en lugar expectante dentro del territorio nacional debido a ello viene a constituir el principal eje económico de nuestra región con producto netos de la selva con especies endemicas. Otros productos tradicionales en orden de productividad y aporte económico son: el cacao, el achiote, el maní, el te y la coca, el producto cuyo uso tradicional, viene siendo de controversia entre el campesinado defensor de la sagrada hoja y los organismos del gobierno que incursionan en la zona a atreves de programas alternativos de desarrollo que pretende erradicar su cultivo y que hasta el momento no tiene fruto. En la provincia de La Convención se producen exquisitas y variadas frutas; y a pesar de estar situada en la cabecera de la selva, también se produce la papa, maíz, habas, cebada y trigo, entre otros, debido a que tiene grandes extensiones de serranía, como en el distrito de Vilcabamba, lo cual la hace a la vez productora de ganado vacuno. CULTIVOS IMPORTANTES Cultivo Area (Ha) Café 40,047.00 Cacao 14,472.00 Coca 5,669.00 Achiote 5,701.00 Frutales 3,642.00 Te 2,000.00 ACCESOS Las vías de comunicación son el aspecto mas clamoroso del que adolece la Provincia de La Convención y mas aun desde el año de 1998 a raíz del fenómeno climático del Niño que produjo grandes desprendimiento de hielo del macizo del nevado del Salkantay lo cual ocasiono el embalsamiento y distrito Santa Teresa que arraso con la red vial de el ferrocarril de la parte baja de la selva peruana como alternativa. Las dos únicas vías de acceso a la Provincia son por carretera, Cusco-Ollantaytambo-Quillabamba con una sinuosa y estrecha carretera de 269 Km., vías troncales que no cuenta con la debida atención de parte del Ministerio de Transporte y Comunicaciones . BIBLIOGRAFIA
 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 1 visitantes (1 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=